Julia Sáez-Angulo

08.10.2015.- El poeta nonagenario Carlos Oroza y el pintor japonés residente en España, Yurihito Otsuki, han llevado a cabo un libro conjuntamente con los poemas del primero, traducidos e ilustrados con dibujos por el segundo. Su título, América, publicado por el editor Claudio Pérez Míguez en Madrid. Su tirada tan solo 57 ejemplares -el número de años del artista japonés- en papel francés Arche, con un gramaje de 250. El precio de cada ejemplar es de 150 euros.

El libro ha sido presentado por Tomás Paredes, presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte, AECA. AICA/Spain, el editor Claudio Pérez Míguez y el pintor Otsuki en el Centro Cultural Nicolás Salmerón.

Estuvieron presentes Paloma Valor, por la embajada de Japón; y por el Centro Cultural, su Directora, Estrella Merino.

Tomás Paredes hizo la presentación de Carlos Oroza (Vivero, Lugo, 1923), ausente por problemas de salud. Dijo de él que “siempre fue poeta; poeta estrella en el Café Gijón de Madrid durante los años 60 y 70; poeta de la generación Beat, que vivió también en Paris e Ibiza. Se casó, se separó y tiene una hija”. Es Premio Internacional de la Poesía Underground. Su poesía, que ronda la pura heterodoxia, es fundamentalmente oral y sus recitales –recita muy bien- adquieren un lleno completo. Nunca tuvo interés en publicar sino en recitar poesía.

Oroza es un admirador de Edgard Allan Poe y de Antonin Artaud, señaló Paredes. Un poeta iconoclasta, que ha devenido en mito. Siempre escribió en castellano y se negó a hacerlo en gallego cuando le prometieron prebendas si lo hacía. Su poesía es una síntesis de pensamiento y de chispazo de la inteligencia. Una poesía musical, de ritmo y movimiento. Su primer libro publicado fue Elencar (1974), después vendrían siete más.

 Yuri Otsuki tomó la palabra para decir que le emocionó la primera vez que vio recitar a Carlos Oroza en Madrid, con motivo de la clausura del congreso sobre Arte Político que llevó a cabo AECA.AICA/Spain en el Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía. “Sentí vibrar mis cinco sentidos”, añadió. “Fue la emoción del arte en estado puro, que desató mi creatividad junto a su obra”.

Caros Oroza y Otsuki comenzaron a verse y cambiar impresiones. ¡Qué bien suena mi poesía en japonés!, decía el poeta gallego. De esos encuentros nació el libro América, una joya bibliográfica.

Claudio Mínguez, el editor, habló de la singularidad del libro América, impreso con la técnica de chorro a tinta, lo que permite unas cualidades especiales sobre el papel Arche. Son libros únicos porque no habrá otra edición y por tanto, libros de coleccionista. Libros que siempre mantienen o aumentan su valor. Libros firmados con carácter notarial por sus autores.

VISITAS AECA

2204656
Hoy
Ayer
Esta semana
Última semana
Este mes
El pasado mes
Total
938
1052
6626
2174277
39699
56032
2204656
DMC Firewall is a Joomla Security extension!